En general escuchamos la palabra trans como una genérico para referirnos a aquellas personas identificadas como transexuales, travestistas, transgéneros y transformistas ya sea porque no conocemos la diferencia entre los términos, o bien porque aunque la conocemos, no sabemos como en particular se identifica esa persona.

La diferencia de nombres en mas bien teórica, sin embargo no representa como muchas personas trans prefieren ser identificadas. Por esta razón, dejo en claro que la clasificación es sólo relevante por dos motivos: 1) En caso que una persona este confundida con respecto a su identidad o expresión y quiere buscar grupos de referencia 2) Para aquellas personas que no se identifican como trans, el conocer estas diferencias teóricas permite entender como existen diversas vivencias con respecto al cuerpo y la identidad.

Transexuales: Las personas transexuales son aquellas que poseen una identidad de género diferente a la asignada de acuerdo al sexo biológico. El transexual es aquella persona que realiza un transito desde el sexo, es decir desde su biología, entendiendo entonces que su propósito es modificar su cuerpo mediante hormonas y cirugías, junto a su imagen para acercarse a la identidad deseada.

Transgéneros: : En teoría, las personas transgéneros son aquellas que poseen una identidad de género diferente a la asignada de acuerdo al sexo biológico, pero no sienten malestar con respecto al cuerpo y por lo tanto no buscan modificarlo. En el fondo, como el nombre lo dice, el tránsito está en el género, y por lo tanto en la construcción cultural de lo femenino y lo masculino. Aún así en la actualidad, la mayoría de las personas identificadas como transgéneros, que realizan algún tipo de modificación corporal o hasta una transfomación física completa.

Hoy en día, con la masificación de la teoría de género y por lo tanto una mayor noción de las diferencias entre los conceptos sexo y género, muchas personas han dejado de sentir que necesitan representar los ideales binarios de mujer-vagina y hombre-pene, prefiriendo mantener sus genitales sin modificación. Aquí la crítica viene de la pregunta ¿Por qué debo mutilar o modificar mi cuerpo para ser reconocida como mujer o hombre?

Travestistas: El travestismo, o bien los llamados travestis se diferencian de los transexuales y el transgéneros en que no hay una identidad de género diferente a la asignada, es decir un hombre que se trasviste no se identifica como mujer. Como la palabra lo dice el travestido sólo cambia su vestimenta, por lo tanto hablamos de un gusto por lograr una apariencia por un tiempo determinado. Generalmente el travestismo se vive de manera intima y sentimientos de culpa y vergüenza, especialmente en los hombres heterosexuales. También encontramos el diagnóstico de travestismo fetichismo siendo aquellas personas que buscan el placer sexual a través del vestuario femenino.

Transformistas: El transformismo es similar al travestismo, con la diferencia que aquí hay una transformación con fines artísticos. Los llamados Drag Kings o Drag Queens son un tipo de transformismo donde se realiza un personaje particular o alter ego.

Como mencioné anteriormente el objetivo de esta clasificación, se relaciona con el hecho de conocer las diferentes vivencias y maneras de transitar que existen, sin embargo siempre es importante preguntar y respetar como la persona prefiere ser llamada, sin importar si se condice o no con la teoría.

Por último es importante destacar que ya sea una persona sea transformista, travestista, transgénero o transexual, no tiene relación con su orientación sexual, pudiendo ser homosexual, heterosexual, bisexual, u otra.