Vivienne Cass es una Psicóloga Clínica Australiana quien en 1979, propuso un modelo para describir el proceso de descubrimiento de una orientación homosexual o lésbica.

Este modelo en particular fue creado de acuerdo a su experiencia clínica, y costa de seis etapas. El tiempo en que procede cada una de las etapas, difiere de persona en persona y conlleva no sólo una percepción de sí mismo/a y el mundo, sino también comportamientos que surgen como consecuencia de estas percepciones.

 

Etapa 1: Confusión de Identidad

Esta etapa comienza con la pregunta con respecto a la posibilidad de identificarse como gay o lesbiana, debido a pensamientos, sentimientos, y atracciones hacia las personas del mismo sexo. La pregunta aquí es: ¿Seré Gay o Lesbiana?.

Como consecuencia de estas preguntas, muchas personas evitan información respectiva a diversidad sexual y niegan cualquier manera cualquier cercanía con la temática, pudiendo mostrar conductas y opiniones homofóbicas.

Debido a patrones culturales, en los hombres es común el separar la emocionalidad del contacto sexual, pudiendo mantener relaciones sexuales con hombres, pero negando cualquier vínculo afectivo con estos.

En el caso de las mujeres puede pasar lo contrario. Es decir, se mantienen relaciones fuertemente emocionales, negando cualquier sexualización del vínculo.

Etapa 2: Comparación de Identidad

En esta etapa la persona acepta la posibilidad de ser gay o lesbiana y examina las implicancias de reconocerse como tal. De esta manera, el duelo se vuelve algo inminente, donde se comienza sopesar las posibles dificultades que se encontrarán en el proceso de salida del closet, y las pérdidas que se harán efectivas.

Durante este período, un comportamiento usual suele ser la aislación de la homosexualidad. Por ejemplo, aceptando la definición de gay o lesbiana como situacional, pero a la vez manteniendo la orientación sexual como heterosexual. Aquí se pueden volver comunes situaciones el considerar que es sólo temporal, o bien que se está enamorado/a de “ese/a” hombre o mujer en particular.

 Etapa 3: Tolerancia de Identidad

En esta etapa la persona intenta de darse cuenta que no se es la única persona que esta pasando o ha pasado por lo mismo, por lo que intenta compartir con otros miembros de la comunidad gay o lésbica para combatir los sentimientos de soledad y aislamiento.

Es esta etapa, la persona comienza sus primeros acercamientos con la cultura gay o lésbica, conociendo los términos y las definiciones propias de la diversidad sexual, en busca de referencias y reflejos de su propia experiencia.

Etapa 4: Aceptación de Identidad

En esta etapa, la persona ya acepta su orientación, e intenta manejar la tensión y el conflicto al no corresponder con la norma social. De esta manera intenta, lograr una congruencia entre lo sentido vs esperado y lo privado vs público.

El compartir con otras personas gays y lesbianas se vuelve cada vez mas intenso, y se comienza a develar su identidad en ambientes seleccionados.

Etapa 5: Orgullo de Identidad

De acuerdo a la sistematización de Cass, en esta etapa se vuelve característico el sentir la necesidad de comentar y compartir la orientación sexual con el resto de la sociedad. Aquí la persona suele dividir su mundo entre los ambientes gay/ lésbico y heterosexual. Puede existir una lenta tendencia a limitar las actividades recreativas solo con personas del mundo homosexual y comenzar una relación nosotros/ ellos desde puntos de vista políticos y sociales.

En algunos, es posible observar una dualidad donde se entiende como homosexual=bueno y heterosexual =malo . Si las reacciones al salir del closet fueron negativas, la persona puede llegar a rodearse exclusivamente de la comunidad gay o lésbica, sintiendo mucho rencor y rabia hacia todo aquello entendido como heterosexual.

Etapa 6: Síntesis de Identidad

En esta etapa la persona logra integrar su orientación sexual con otros aspectos de su vida. De esta manera, el identificarse como gay o lesbiana sería sólo un aspecto de la identidad en vez del objeto central que define el quien soy.

 

 

Las críticas hacia este modelo han sido variadas, debido a la generalización de un proceso personal y complejo, que explican no puede ser sistematizable. Es esta misma línea, se plantea que los planteamientos de Cass están sujetos a una cultura y momento particular sobre el cual fue realizado. Entendiendo que los procesos de salida del closet estarían sujetos a contingencias particulares de su lugar de desarrollo, sería imposible pensar en un modelo universal.

Sumado a lo anterior, se cuestiona la última etapa como fin último y su ideal representativo de una madurez en la identidad. De esta manera, se plantean que no existe una identidad mas lograda que otra, sino diferentes maneras de vivir la homosexualidad.

A pesar de la antigüedad del estos planeamientos, para muchos sigue siendo un modelo vigente, que no sólo puede ser útil para entender el desarrollo de una identidad gay o lésbica, sino también algunos procesos de aceptación en personas transexuales o transgéneros.

 

 

Cass, V. (1979). Homosexual identity formation: A theoretical model. Journal of Homosexuality, 4 (3), 219-235.